historia

Todo preparado para la inauguración de la exposición ‘Comuneros: 500 años’

Todo preparado para la inauguración de la exposición ‘Comuneros: 500 años’ 2048 1152 EL TIEMPO DE LA LIBERTAD

La sede de las Cortes de Castilla y León inaugura este jueves, 22 de abril, la gran exposición dedicada al movimiento comunero, a sus protagonistas, a la Castilla del siglo XVI y a quienes, especialmente desde el siglo XIX, trabajaron por mantener vivo el legado político, social e histórico de los defensores de las Comunidades. Las piezas que se exhiben, nunca reunidas en el mismo espacio, han sido cedidas por las principales instituciones y entidades españolas, como el Congreso de los Diputados, los Museos del Prado o Arqueológico Nacional, la Biblioteca Nacional, Patrimonio Nacional, la Real Chancillería o el Museo del Ejército.

La exposición ‘Comuneros: 500 años’, que se inaugura el 22 de abril en la sede de las Cortes de Castilla y León, constituye un viaje al pasado, a uno de los episodios más trascendentales de la historia de España, aún desconocido por muchos: el movimiento liderado por Padilla, Bravo y Maldonado propició un cambio trascendental en la naturaleza de la relación entre el poder de los gobernantes y los ciudadanos.

De este modo, el relato de la muestra recorre, pieza a pieza, un rico camino entre el primer cuarto del siglo XVI y la actualidad. A su paso, busca no solo dar a conocer los hechos acaecidos en torno al movimiento de las Comunidades, sino invitar al visitante a reflexionar sobre ellos desde una visión amplia y libre. Para ello, el discurso se apoya en el incalculable valor de las cerca de 150 obras artísticas, documentos u objetos que la ilustran.

En su apuesta por equilibrar las distintas perspectivas sobre aquellos acontecimientos a través de la recreación de la sociedad, el arte y la política de la época, la muestra brinda a los visitantes la oportunidad de escudriñar y sumergirse en la intrahistoria desde finales del siglo XV y hasta 1522, año del final de la guerra, que condicionó la configuración del mundo conocido con trascendentales efectos y consecuencias que han llegado hasta hoy.

El movimiento comunero, considerado todo un proceso histórico no solo por el peso de sus antecedentes y la importancia de su desarrollo, sino por su gran influencia en la historia de España y en la construcción de las bases del actual Estado de Derecho, se plasma en la exposición a través de piezas muy relacionadas con aspectos como la imagen, las familias, el papel de la fe y el arte, la vida cotidiana, las armas o los vestigios de la memoria.

UN VIAJE CON TRES PARADAS

El discurso que hilvana la exposición, apoyado en la recreación de los entornos histórico, social y cultural de la época, con el fin de garantizar su carácter divulgativo, se detiene en tres ámbitos fundamentales: el primero, titulado ‘Comuneros, el movimiento’, presenta el proceso histórico de las Comunidades a través de elementos culturales materiales conservados hasta la actualidad. En este escenario se enmarcan los capítulos ‘Contra traydores y desleales’ y ‘Castilla en la encrucijada: la ruptura del equilibrio’. El segundo ámbito, ‘Comuneros, el tiempo habitado’, busca contextualizar los acontecimientos políticos relacionados con el Movimiento en torno al capítulo ‘El tiempo habitado’, mientras que el tercero y último, ‘De la realidad al mito’, recorre sus interpretaciones posteriores y las vertebra en torno al capítulo ‘Memoria recuperada, memoria creada’. 

LOS DONANTES

Un total de 44 museos, archivos, templos, bibliotecas e instituciones de distinta naturaleza, además de coleccionistas privados, ha cedido las 149 obras que conforman el relato expositivo. En el caso de los museos, la muestra presenta dos obras del Nacional de Escultura y dos del Prado, 22 del Arqueológico Nacional, cuatro del Museo de Artes Decorativas y cuatro de la Fundación Lázaro Galdiano. A ellas se suman las cesiones de los museos catedralicios de Valladolid (dos), Burgos (tres), Salamanca (cuatro) y Zamora (dos), los de San Francisco (tres) y de Ferias (seis), de Medina de Rioseco y Medina del Campo, las de los museos de Burgos (dos), Salamanca (una), Segovia (seis) y Ávila (una); los del Ejército (17) y Santa Cruz (cuatro), ambos ubicados en Toledo, y una del Museo de la Universidad de Salamanca.  

El Archivo General de Simancas (una), el Municipal y el del Cabildo de Burgos (una cada uno), así como el de la Catedral de Segovia (una) y el Municipal de Toledo (una) han prestado también distintas piezas para su exhibición en ‘Comuneros: 500 años’, como también lo han hecho la Biblioteca Nacional (ocho) y la de la Universidad de Salamanca (una).

Ocho templos ubicados en las provincias de Valladolid, Palencia, Segovia, Ávila y Burgos han cedido también generosamente una de sus piezas más valiosas para el disfrute de los visitantes. Se trata de las iglesias de San Miguel y San Salvador de Valladolid, la parroquia de Gama y la iglesia de La Asunción de Dueñas, ambas en Palencia; los templos de San Martín y San Salvador de Segovia; la iglesia de San Pedro Apóstol de Ávila y la de San Gil Abad de Burgos. 

El listado de entidades donantes se completa con instituciones como el Congreso de los Diputados (una obra cedida), la Real Chancillería (seis), el Ayuntamiento de Valladolid (una), el Alcázar de Segovia (dos), la Academia de Bellas Artes de San Fernando (dos), Patrimonio Nacional (cinco), el Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música (una), el BBVA (una), la colección Zamarrón de Segovia (siete), la localidad burgalesa de Santa María del Campo (una) y una colección particular (ha cedido 14 elementos).

EL CATÁLOGO, UNA PIEZA MÁS

Con motivo de la exposición, la Fundación de Castilla y León ha editado un catálogo que reúne, a lo largo de más de 300 páginas, tanto las obras de la muestra como varios textos divulgativos. El presidente de las Cortes de Castilla y León y de la Fundación, Luis Fuentes, abre la publicación con una presentación del proyecto conmemorativo y, a continuación, se presentan cinco artículos firmados por miembros del Comité Científico.

Se trata de ‘Castilla en la encrucijada: 1504-1521’, de Cristina Borreguero, de la Universidad de Burgos; ‘Dimensión política de la rebelión de las Comunidades’, de Salvador Rus, de la Universidad de León y comisario de ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario’; ‘Texto, historia y ficción en torno a las Comunidades’, de Pedro M. Cátedra, de la Universidad de Salamanca; ‘Poder y derecho en el conflicto (1520-1521)’, de Emiliano González, de la Universidad de Valladolid’, y ‘Las conmemoraciones históricas de las Comunidades de Castilla’, de Carlos Belloso, de la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Junto a ellos, se incluye el trabajo ‘El armamento en las guerras de las Comunidades’, del jefe del Departamento de Armas del Museo del Ejército de Toledo, Germán Dueñas.

Las aportaciones documentales se completan con ‘Equilibrio de perspectivas’, del comisario de la muestra, Eliseo de Pablos, y ‘Quinientos años’, de Solène de Pablos, vinculada también al comisariado del proyecto expositivo.

La muestra, que se inaugura el 22 de abril, podrá disfrutarse hasta el 20 de septiembre en el vestíbulo de las Cortes de Castilla y León de lunes a domingo en horario de 10.00 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas. Las visitas se realizarán siguiendo los protocolos de seguridad y prevención activados con motivo de la pandemia por Covid-19.

Descarga el dossier de la EXPOSICIÓN ‘COMUNEROS. 500 AÑOS’

El documental Comuneros inicia su rodaje con el objetivo de actualizar los valores, la relevancia y el impacto del levantamiento.

El documental Comuneros inicia su rodaje con el objetivo de actualizar los valores, la relevancia y el impacto del levantamiento. 1740 1181 EL TIEMPO DE LA LIBERTAD

El largometraje, que verá la luz coincidiendo con el V Centenario de la Guerra de las Comunidades, está producido por Visual Creative y Plan Secreto, y cuenta con el patrocinio de la Fundación de Castilla y León y del Ayuntamiento de Valladolid.

La película documental Comuneros ha comenzado a rodarse en diferentes escenarios de nuestra Comunidad este mes de enero. Dirigida por el cineasta vallisoletano Pablo García Sanz, pretende reivindicar la indiscutible importancia histórica de la Guerra de las Comunidades de Castilla y de la batalla de Villalar, que en 2021 cumplirá su 500 aniversario.

El documental, producido por las productoras de cine de Castilla y León Visual Creative y Plan Secreto, quiere mostrar con los ojos del siglo XXI el papel de los comuneros, su relevancia y su impacto, que aún perdura en la sociedad contemporánea y cuya huella se ve reflejada en documentos de gran trascendencia como la Constitución española.

Comuneros dará voz a un elenco de personas estudiosas, investigadoras y especialistas en este hito histórico y que destacan especialmente en materias como la Historia o el Derecho Constitucional. El rodaje ha arrancado con las entrevistas a la directora del Archivo General de Simancas, Julia Teresa Rodríguez, y al catedrático de la Universidad de León y doctor en Historia Salvador Rus Rufino.

El largometraje se rodará en localizaciones clave para narrar este acontecimiento histórico, como Villalar de los Comuneros, Medina del Campo, Segovia, Valladolid, Salamanca, Madrid o Toledo, pero también llevará al equipo a filmar en países como Inglaterra o Estados Unidos.

La banda sonora del documental estará compuesta por los músicos y creadores Carlos Herrero y Héctor Castrillejo, cofundadores del grupo palentino de música de raíz El Naán, que revisarán y adaptarán el romance Los comuneros, del poeta berciano Luis López Álvarez.

Comuneros nace de la necesidad de contar una historia épica y poner el foco en unos hechos que cinco siglos después generan discrepancias. Con este objetivo, además de contar con imágenes filmadas en la actualidad, el documental recreará estos hechos históricos a través de animaciones basadas en obras de la ilustradora burgalesa Sandra Rilova, diseñadas especialmente para la película.

La música, el paisaje, el territorio y los principales personajes de la época serán también protagonistas del documental.

Se trata de un proyecto cinematográfico que cuenta con el patrocinio y el apoyo de la Fundación Castilla y León y del Ayuntamiento de Valladolid a través de la Valladolid Film Office.

Las productoras Visual Creative y Plan Secreto, con diez años de trayectoria en el audiovisual de la región, vuelven a unir fuerzas tras el éxito cosechado por ¡Folk! Una mirada a la música tradicional, su primer largometraje documental, proyectado en 82 localidades, y que actualmente se puede ver en la plataforma digital Filmin.

El equipo de Comuneros está formado por profesionales del sector de Castilla y León, como Pedro del Río (productor), Miguel Sánchez González (productor y jefe de sonido), Jaime Alonso de Linaje (productor), Victor Hugo Martín Caballero (director de fotografía), Ana Moyano Cano (directora de arte), Carlos Belloso (historiador y guionista), Sandra Rilova (ilustradora), Laura García Serrano (ayudante de cámara), José Luis Medina (jefe de eléctricos) o Nerea Mugüerza (montadora).

El documental tiene previsto su estreno en otoño de 2021.

Luis Fuentes llama a sentirse «orgullosos» de la lucha comunera, cuyos valores inspiraron la Constitución Americana

Luis Fuentes llama a sentirse «orgullosos» de la lucha comunera, cuyos valores inspiraron la Constitución Americana 1504 1004 EL TIEMPO DE LA LIBERTAD

La agenda para hoy nos deparaba una cita muy especial: la celebración de la jornada ‘El parlamentarismo antes y después del movimiento comunero‘, organizada por la Fundación de Castilla y León y el Grupo Tribuna, que ha contado con la participación de los presidentes de los parlamentos de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, Pablo Bellido Acevedo y Juan Trinidad Martos, y con los profesores Ramón Tamames y Eduardo Fernández.

El acto, que se ha celebrado de manera telemática y que se enmarca en el proyecto ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario’, ha sido inaugurado por el presidente de las Cortes y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, quien ha recordado que la conmemoración del V centenario de la batalla de Villalar busca “rescatar para traer a un tiempo nuevo” los ideales de los comuneros que, adelantados a su época, defendieron la igualdad social y la mayor participación del súbdito-ciudadano en el gobierno y en sus órganos de representación. Además, reivindicaron unas Cortes más soberanas como representantes del pueblo.

El foro se ha celebrado de manera telemática

De entre todos esos valores, cuya defensa les condujo a la muerte, el presidente de las Cortes ha ensalzado la vinculación de la legitimidad del poder con el servicio al interés general, que fue precisamente el que sustentó el primer esbozo de constitución del viejo continente a través de la Ley Perpetua de Ávila, que configurada como “la expresión más fidedigna del pensamiento político, económico y administrativo del movimiento comunero”, llegó a influenciar a los padres de la Constitución Americana.

“Es un motivo para sentirnos orgullosos de esa lucha por alcanzar la libertad política y social de los súbditos del rey”, ha asegurado antes de considerar que esos valores deben ser acicate para que los parlamentos autonómicos encaucen la recuperación “de una sociedad que precisa de la mejor de las gobernanzas posibles”.

LOS PARLAMENTOS, REPRESENTANTES DE LA DIVERSIDAD

En este sentido y tras destacar la necesidad de recuperar la sensibilidad social “que apuntaba a la preservación de los derechos de los habitantes de estas tierras”, Fuentes incidía también en el papel protagonista que los parlamentos autonómicos deben ostentar para representar “con valentía” la diversidad de intereses de la ciudadanía, especialmente en el actual momento de crisis.

Juan Trinidad Martos

“Hemos de fortalecer y dignificar las funciones de unas asambleas que han de pivotar sobre cinco grandes pilares: la representatividad, la transparencia, la accesibilidad, la responsabilidad y, sobre todo, la eficacia”, ha defendido. Además, ha recalcado que los parlamentos no solo deben ejercer su control sobre el poder ejecutivo, sino que especialmente en este momento tienen también que priorizar las necesidades de los más vulnerables e intensificar su trabajo para aprobar leyes de emergencia y asignar los recursos necesarios.

Tras destacar que de la fortaleza de los sistemas parlamentarios depende la salud de la democracia, Luis Fuentes ha llamado a estar “a la altura de las circunstancias”, a no dejarse vencer por el cansancio “para continuar haciendo políticas que beneficien a todo el mundo” y a recordar que, en línea con la defensa hecha por los comuneros, “los únicos derechos radican en nuestra condición de ciudadanos libres y responsables mirando al futuro”.  

Pablo Bellido Acevedo

PUESTA EN VALOR DEL LEGADO COMUNERO

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido Acevedo, ha ensalzado el papel de las mujeres en el movimiento comunero, especialmente María Pacheco, Juana Rivera e Isabel Medrano, que protagonizaron un episodio «que la historia ha invisibilizado». Asimismo, ha recordado el pasado comunero de Toledo, que fue un punto clave del levantamiento. Por su parte, el máximo representante de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad Martos, ha relacionado el movimiento comunero, que no fue homogéneo, con la trascendencia de la defensa de la ciudad para dar un paso hacia el sentimiento de comunidad, de territorio.

En la cita han tomado también parte los profesores Ramón Tamames, catedrático y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y Eduardo Fernández, investigador especializado en la ideología de la Monarquía Hispánica de los Austrias y exparlamentario nacional. Tamames ha subrayado, entre otras muchas cuestiones, la importancia de la Ley Perpetua de Ávila, «el primer documento constituyente para una nación», así como el hecho de que los comuneros y las Cortes formaran parte de la evolución histórica que iba dejando atrás la sociedad estamental medieval. Fernández, por su parte, ha avalado la importancia de los parlamentos regionales en el momento actual, en el que “más que nunca” se tiene que estar en política para pensar en las necesidades de la gente “y no en el poder”.

COMUNIDAD SOCIAL BASADA EN SOLIDARIDAD

El acto ha concluido con la intervención del comisario de «El tiempo de la libertad. Comuneros V Centenario», Salvador Rus, quien ha subrayado que el éxito de los comuneros radicó en la positivación de sus ideas, que ha recordado están recogidas en textos constitucionales, leyes y declaraciones políticas.

Salvador Rus Rufino

Tras apuntar a la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo como los principios fundamentales defendidos en aquel movimiento, que son precisamente los valores superiores de la Constitución Española de 1978 y de muchas otras leyes fundamentales, el también catedrático de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Sociales y Políticos de la Universidad de León recordaba que la comunidad social propuesta por los comuneros se basaba no en la organización sino en la solidaridad, que es “el resultado de la convivencia, no su principio”.

“La historia de las Comunidades desvela al ser humano del siglo XXI que la vida propia, la de cada uno, tiene que tomar cuerpo en la vida de los demás”, concluía.